SEPTIEMBRE 08 FIESTA DE LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARIA /EL SANTO DEL DIA

"El Santo del día, una luz que guía nuestro caminar"

SEPTIEMBRE 8 – NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARIA

La liturgia nos recuerda hoy 8 de septiembre la Natividad de la santísima Virgen María. Esta fiesta, muy arraigada en la piedad popular, nos lleva a admirar en María niña la aurora purísima de la Redención. Contemplamos a una niña como todas las demás y, al mismo tiempo, única, la "bendita entre las mujeres". María es la inmaculada "Hija de Sión", destinada a convertirse en la Madre del Mesías.
Nada nos dice el Nuevo Testamento sobre el nacimiento de María. Ni siquiera nos da la fecha o el nombre de sus padres, aunque según la leyenda se llamaban Joaquín y Ana.

Y, sin embargo, la Iglesia celebra su nacimiento. Con él celebramos la fidelidad de Dios. “Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien” - Romanos 8,28. - Y es motivo de alegría gozosa y permanente de todos y cada uno de los llamados.

Todo lo que sabemos del nacimiento de María es legendario y se encuentra en el evangelio apócrifo de Santiago, según el cual Ana, su madre, se casó con un propietario rural llamado Joaquín, galileo de Nazaret. Su nombre significa "el hombre a quien Dios levanta", y, según san Epifanio, "preparación del Señor".
Descendía de la familia real de David. Llevaban ya veinte años de matrimonio y el hijo tan ansiado no llegaba. Los hebreos consideraban la esterilidad como un oprobio y un castigo del cielo. Eran los tales menospreciados y en la calle se les negaba el saludo.
Sabemos que su esterilidad dará paso a María. Joaquín, muy dolorido, se retira al desierto, para obtener con penitencias y oraciones la ansiada paternidad. Ana intensificó sus ruegos, implorando como otras veces la gracia de un hijo.
Y así Joaquín y Ana vieron premiada su constante oración con el nacimiento de una hija singular, María, concebida sin pecado original, y predestinada a ser la madre de Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado. Nace María. Nace una niña santa. Nada se nota en ella hasta que crece y comienza a hablar, a expresar sus sentimientos, a manifestar su vida interior.
Celebrar la Natividad de María es, en un sentido muy humano, celebrar su fiesta de cumpleaños. ¡Y cuanto nos gusta celebrar el cumpleaños de los que queremos! María nació como todos nosotros: es el fruto del amor entre un hombre y una mujer. Vivió con su familia y como cualquier chica de su tiempo, soñaba con casarse un día y formar su propia familia.
La celebración de la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, es conocida en Oriente desde el siglo VI. Fue fijada el 8 de septiembre, día con el que se abre el año litúrgico bizantino, el cual se cierra con la Dormición, en agosto. En Occidente fue introducida hacia el siglo VII y era celebrada con una procesión-letanía, que terminaba en la Basílica de Santa María la Mayor.
Que la Fiesta de la Natividad de María nos haga conscientes de esta historia tan especial, Contemplando con ojos agradecidos aquella que supo decir SÍ y que, por tanto, se convirtió en la madre, no sólo de Jesús, sino de toda la humanidad.
Felicitaciones a quienes llevan por nombre María.
Hoy también es el día de:
- San Sergio I – papa
- San Corbiniano de Freising
- Beata Serafina Sforza
- Beato Federico Ozanam
-