Tuberculosis: Progresión de la Enfermedad, Animación. Alila Medical Media Español.

Tuberculosis (TB): Infecciones Latentes y Activas
Este video y otras imágenes/videos relacionados (en alta definición) están disponibles para descarga instantánea con licencia aquí: https://www.alilamedicalmedia.com/-/galleries/videos-en-espanol/-/medias/e0770d53-489c-41ad-b860-d42f56393ea2-tuberculosis-animacion-en-espanol
Narrado por: Laura Mejia
Traducido del inglés por: Daniel Perez
©Alila Medical Media. Todos los derechos reservados.
Todas las imágenes/videos de Alila Medical Media son ÚNICAMENTE para finalidades informativas y NO pretenden sustituir el consejo médico profesional, diagnosis o tratamiento. Busque siempre el consejo de un profesional sanitario cualificado con cualquier pregunta que pueda tener en relación a una enfermedad.

La tuberculosis, o TB, es una de las enfermedades infecciosas más antiguas y comunes.
La tuberculosis es causada por una bacteria en forma de bastón, o bacilo, llamada Mycobacterium tuberculosis. Una infección se inicia después de la inhalación de micobacterias presentes en gotitas de aerosol vertidas en la atmósfera por una persona con una infección activa. El proceso de transmisión es muy eficiente ya que estas gotitas pueden permanecer en la atmósfera durante varias horas y la dosis infecciosa es baja – se necesitan menos de 10 bacilos para iniciar la infección.
Una vez en el pulmón, las bacterias se encuentran con la primera línea de defensa del cuerpo – los macrófagos alveolares. Las bacterias son ingeridas por los macrófagos, pero logran sobrevivir en su interior. La internalización de los bacilos desencadena una respuesta inflamatoria que atrae a otras células de defensa a la zona. Estas células forman una masa de tejido, llamada granuloma, característica de la enfermedad.
El granuloma tiene una porción central de macrófagos infectados que están rodeados por otras células del sistema inmune. A medida que se desarrolla la inmunidad celular, los macrófagos cargados de bacterias son asesinados, dando como resultado la formación del centro caseoso del granuloma. Las bacterias se vuelven inactivas, pero pueden permanecer vivas durante décadas. Esta infección contenida se conoce como tuberculosis latente y puede persistir a lo largo de la vida de una persona sin causar ningún síntoma.
La fuerza de la respuesta inmune del cuerpo determina si una infección es detenida aquí o avanza a la siguiente etapa. En las personas sanas, la infección puede detenerse de forma permanente en este punto. Posteriormente los granulomas sanan, dejando pequeñas lesiones calcificadas. Por otro lado, si el sistema inmune está comprometido las bacterias pueden reactivarse, replicarse, escapar del granuloma y extenderse hacia otras partes de los pulmones causando tuberculosis pulmonar activa. Esta reactivación puede ocurrir meses o incluso años después de la infección inicial.
En algunos casos, las bacterias pueden propagarse hacia otros órganos del cuerpo a través del sistema linfático o el torrente sanguíneo. Esta forma generalizada de la enfermedad de la TB, llamada TB diseminada o TB miliar, ocurre con mayor frecuencia en los más jóvenes, los más ancianos y en aquellos con infección por VIH.
Por lo general la tuberculosis es tratable con antibióticos. Usualmente se prescriben varios antibióticos durante muchos meses debido a la lenta tasa de crecimiento de las bacterias. Es muy importante que los pacientes completen el curso del tratamiento para evitar el desarrollo de bacterias fármacorresistentes y la re ocurrencia de la enfermedad.